Noticias

Gracias a la gran inversión que están llevando a cabo las distribuidoras de gas natural, cada vez más zonas de nuestro país disponen de este tipo de suministro para calefacción, cocina o agua caliente. Si bien la instalación de gas natural es algo que se eleva en cuanto a precio, lo cierto es que sus grandes ventajas hacen que se rentabilice rápido.

Sin embargo, ¿realmente es mejor el gas natural? ¿Lo es la electricidad? En este artículo te hablamos sobre ello.

Características de cada energía

La electricidad siempre va a ser imprescindible a nivel de vivienda debido a la gran cantidad de aparatos que sólo funcionan con electricidad. Sin embargo, otros aspectos como la calefacción, el agua caliente o la cocina pueden funcionar con ambas energías.

La electricidad es uno de los suministros más seguros que se pueden contratar, así como el más cómodo de usar. Sin embargo, su elevado precio produce que la factura de electricidad se eleve demasiado, obligando al consumidor a buscar otros suministros.

El gas natural es más económico, así como seguro y limpio. Sin embargo, no es accesible para todo el territorio.

Precio de ambos suministros

Como hemos dicho, el gas natural es más económico. El kilovatio hora del gas natural puede sser un tercio que el kilovatio hora de electricidad.

Una de las formas de reducir la factura de electricidad y ajustar más el precio al gas natural es contratar discriminación horaria.

Sin embargo, la diferencia de coste entre la electricidad y el gas natural se hace mucho más grande si hablamos de calefacción y agua caliente sanitaria (ACS). Ambos sistemas resultan mucho más económicos con gas natural.

Ahorros derivados del cambio a gas natural

Obviamente el principal ahorro viene en la reducción de la factura de electricidad. Aunque gastemos en la de gas natural, la diferencia entre ambos gastos (electricidad o electricidad y gas natural) sigue produciendo ahorro.

Por otro lado, disponer de agua caliente o calefacción eléctrica suele obligar a un aumento de la potencia contratada, lo que hace que se pague más en la factura de electricidad. Usar gas natural hace que no requiramos de tanta potencia, lo que nos permitirá ahorrar más.

Entonces, ¿cuál es la mejor calefacción?

Actualmente, el sistema de calefacción que más se demanda en las viviendas españolass (36.8%) es el de gas natural. La calefacción eléctrica es la segunda más demandada, con un 19.5%.

Veamos en la siguiente tabla las ventajas e inconvenientes de cada tipo de energía:

 

SistemaVentajasDesventajas
Gas naturalAlta eficiencia

Energía limpia y segura

Precio económico

 

Precio de la instalación elevado

Necesidad de  mantenimiento

No hay suministro en todo el territorio

 

ElectricidadInstalación económica

No requiere mantenimiento

Energía limpia y segura

 

Precio elevado del kilovatio hora

Necesario  aumento de potencia eléctrica en ocasiones

 

 

La calefacción más económica es la de gas natural debido a que, aunque su instalación es más cara, el precio del kilovatio hora es más económico. Además, se mantiene mucho más estable a lo largo del año que la electricidad.

La mejor energía para la calefacción es el gas natural, tanto por su eficiencia energética como por su precio.

Deja un comentario

Pide Presupuesto
close slider

Acepto las Condiciones Generales de Uso y la Política de Privacidad sobre los datos de carácter personal.